¿Estamos preparados para Smart Health?

25.01.2017

En los últimos tiempos el término Smart está en auge. Cualquier noticia o publicación sobre tecnología hace referencia constantemente a ese término.

¿Pero realmente qué es Smart? No es otra cosa que la transformación digital llevada a distintos entornos como puede ser una ciudad, un edificio, un aeropuerto, un hospital.

Esto puede llevar al error de pensar que estamos hablando de una moda pasajera, cuando realmente esto nos puede ayudar a mejorar nuestras vidas. Sin duda se trata de hacernos nuestro día a día más sencillo, así como ser más eficientes optimizando los recursos naturales y energéticos.

¿Tiene cabida el termino Smart en Salud? Por supuesto, de hecho será el próximo paso natural para el tratamiento de pacientes tanto en el ámbito privado como público.

Como ya sabemos la sociedad está envejeciendo año tras año con unos muy bajos índices de natalidad, si le sumamos que la esperanza de vida es cada vez más alta, nos encontramos que de aquí a unos años los gastos en Sanidad serán casi imposibles de sustentar por el Estado y en el caso de la Sanidad privada los precios para los asegurados se dispararán.

Con el objetivo de facilitar la recuperación, prevenir enfermedades, realizar seguimientos personalizados para los enfermos crónicos, así como abaratar gastos sanitarios, se han lanzado al mercado Plataformas e iniciativas de Salud denominadas Smart Health.

Con ello se consigue por ejemplo poder monitorizar al paciente en remoto, prevenir patologías como el ictus con una simple prueba, realizar tele rehabilitación desde la propia casa, detectar problemas de Salud Mental con los primeros síntomas o fomentar la vida saludable motivando y realizando un seguimiento de las mejoras.

Con esto se logra que el paciente siempre este vigilado sin que por ello tenga que realizar visitas periódicas a su médico. Se anticipan a posibles problemas y hacen que el propio paciente sea parte importante del proceso participando en el día a día de su recuperación o tratamiento.

¿Está la Sociedad lo suficientemente madura como para adaptarse a un cambio un tanto drástico en sus hábitos de cuidados de salud?. Probablemente costará cambiar la mentalidad, como costó en su día convencer a una gran mayoría que era más cómodo realizar determinadas acciones desde casa por internet en vez de desplazarse (operaciones bancarias, realizar la compra, obtener entradas de conciertos, etc).

No obstante, se están dando los primeros pasos, mucha gente comienza a tener wearables para controlar su actividad deportiva y por otra parte, en países subdesarrollados se está empezando a utilizar tele medicina para diagnosticar y tratar diferentes patologías.

Sin duda son los primeros pasos en un camino con muchas posibilidades.

Resumiendo, podríamos decir que el foco principal de Smart Health es realizar un cambio en el modelo de gestión que hasta ahora se ha realizado con los pacientes para conseguir una notable mejora en la Atención y Eficacia del Sistema Sanitario así como un ahorro potencial de los costes totales.

Con toda seguridad en unos años echaremos la vista atrás y veremos el modelo actual como algo anticuado en el que invertíamos grandes cantidades de dinero y tiempo que no eran necesarias para un buen servicio.